La lista antrobiótica: parte prima


mándalo por mail



acuérdate de mí­ (en los dí­as de tu juventud)(?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



1. Sabritas adobadas. ¡Ay de los que creen (como yo creía) que el mundo se termina en las Sabritas clásicas! Son deliciosas, sí, crujientes, pero algo habrá en la composición de las adobadas que de plano produce un derrame de serotonina en el cerebro, esa sustancia que los científicos asocian con la felicidad. ¿Será el glutamato monosódico, la maltodextrina, el inosinato, el guanilato disódico, todos enlistados entre sus ingredientes? Ni idea. A propósito, saben mejor maridadas con refresco de toronja. (Antrobiótica prefiere Naturel, de Peñafiel, por su rica acidez.)

2. Limón para tantas cosas: para los tacos al pastor, para el consomé, para las margaritas, para el guacamole, para el chicharrón de harina en el parque México, para el ceviche, para los erizos en La Paz (¿a qué sabe el mar de Cortés?: a erizo con limón)... Una vida sin limón sería una triste vida sin filo.

3. The lost weekend. Películas de chupe hay muchas: desde la agradable densidad de Días de vino y rosas (1962) hasta el espíritu sitcom de Entre copas del año pasado (loser inteligente pero enófilo y su amiguito calenturiento), pasando por la increíble lerdez de Paseo por las nubes (1995) y la espesura un poco sin rumbo de Perdido en la memoria (1997) de Abel Ferrara... Pero no hay nada que alcance a The lost weekend, de Billy Wilder (1945, bien traducida como Días sin huella): la sed a toda prueba, el ritmo, el whiskey barato que uno puede casi chupar de la pantalla, el horror, el horror. "El delirium es una enfermedad de la noche -dice aquí un diabólico enfermero a un pobre diablo metido en el manicomio-. Que descanses." Para decir adiós, o bienvenidos, a nuestros vicios.*

4. Vino tinto con café. Esta va para espantar a los puristas: es el final de la cena, queda un culito de buen espresso en la taza y otro de tinto en la copa; vierte el segundo en el primero, mueve en círculos, bebe. Bienvenido a la vida verdadera.

5. Club sándwich: nadie sabe exactamente dónde nació, ni cuándo (una posibilidad: el Saratoga Club en Nueva York, 1874), pero la primera receta de esta delicia de dos pisos de pollo o pavo, tocino, jitomate, lechugas, mantequilla, tan inequívoca que hasta en el Vips es sabrosa, apareció en el Good Housekeeping Everyday Cookbook de 1903. El mejor de París, donde se le ha elevado a producto de canasta básica, está en el lobby del Plaza Athénée (25 avenue de Montaigne) y el más caro en el Deux Magots (place Saint Germain des Prés 6); en la ciudad de México hay uno delicioso y singular, ligerísimamente agridulce, en el rojo café Quimia (Tamaulipas casi en la esquina con Montes de Oca, Condesa). Los tres son inolvidables.

6. Bistro Charlotte. Una rareza en la ciudad: un bistrot inglés (Lope de Vega 341, Polanco). Localito de unas cuantas mesas, atendido por Charlotte Williamson, una señora británica de flaquérrima elegancia. Aquí casi todo es sabroso: montados de jitomate deshidratado, ensalada de arroz silvestre y hongos chanterelles, respingoso risotto con setas, espárragos, crema y vino blanco, camarones con chile, cilantro, limón (¡pero claro!) y vegetales asiáticos, guiso de cordero con comino, garbanzo y chabacano. Favorito de muchos chefs chilangos (Enrique Olvera, de Pujol, es uno de sus paladines), Charlotte es una revelación, un arcano que compartimos unos cuantos. Ocúltaselo a quien más confianza le tengas.

7. La cochinita platónica, perfecta, no está en Mérida sino en la ciudad amurallada de Campeche (o Ah Kin Pech, como prefieras), en la esquina de la 10 y la 59. Tiene el sabor y la fuerza de un recado de los mayas que recorre cuarenta siglos de 52 años, viene en telera flaquísima, con cebolla, habanero y, alucinantemente, guacamole líquido con pepino. No querrás regresarte nunca a México.

8. Este poema de William Carlos Williams, que no cometeré la locura de traducir:

I have eaten
the plums
that were in
the icebox
and which
you were probably
saving
for breakfast


Forgive me
they were delicious
so sweet
and so cold.

9. Lentejas. Saben bien con salchichón en el sur de Francia, con pancetta en la Toscana, con plátanos en Veracruz, con ejotes en Campeche, con salmón en Bistro du Vin (Paseo de Tamarindos 400) y con foie gras en el Champs (Reforma 316). Saben a tierra, a campiña y a mi mamá cuidándome una gripa.

10. Lechón: bestia bebé casi nonata, piel delgada y crujiente cual caramelo, carne suave, cocción perfecta de cada una de las piezas; salsa de los jugos que el cadáver suelta en el horno. Nada más. Cómelo donde sea pero recuerda que el mejor, acaso, está en Can Jaume, vía Arxiduc Luis Salvador s/n en Deià (Mallorca), aunque eso puede deberse a que a unos pasos de ahí está la tumba de Robert Graves, poeta, y a que las colinas, cubiertas por rebaños de árboles de algarrobo, se acuestan a tus pies como animalitos.

* Postdata: Adiós a Las Vegas. Sí, The lost weekend es una obra maestra prácticamente total pero ¿existe una secuencia más estrujante que aquella en Leaving Las Vegas, film de chupe donde los haya, en que Sera, la puta más bella de la historia, le regala a Ben, el pobre diablo más doloroso de Nevada, una anforita, una anforita que es otro clavo de su ataúd apestoso a vodka? ¿O es posible mayor dignidad en la derrota que aquel florín de la mano con que Ben, verdadero dead man walking, enciende los cerillos? Infinitamente más bello que envolverse en una bandera tricolor y lanzarse con un grito a las piedras de un cerro insalvable, encender así un cigarro es como hacerse un té con la corona de laurel que es nuestra última posesión. Adiós a Las Vegas, la verdad, simplemente se me olvidó.


3 comments

  1. Blogger Athewa 

    Definitiiiiiiiiiiivo querido Alo!...
    la vida sin limón símplemente no es vida...
    Veamos la lista II

  2. Blogger Chabelo es Dios 

    Es el peor olvido de la historia. Peor que el ntro. C. pdte. Fots con Veracruz, Chiapas y el IMSS...
    ¡¡¡Arrepiéntete!!!

  3. Anonymous Cantelli 

    Ku Klux Klan


    En uno de mis tantos viajes me encontré con la espléndida noticia, de que Dios no era lo que me
    había imaginado y el colectivo también, ó, la idea que nos habían inpuesto por convenio y figura,
    esos añejos inocuos que se irguieron como sabios y última palabra.
    Era pequeño de estatura, de cejas pobladas y nariz aguileña, en fin, carecía de bello parecer, de
    hecho era de piel cobriza, del tipo de piel que adquiere la gente que trabaja la tierra. Sus ojos tenían
    el cansancio de la sabiduría, de esa que conoce lo recóndito y que al conocerlo se fatiga y duele en
    lo escondido de aquellas miserias.
    Al ver esa mirada pude entender en algún grado el dolor que traspasó hacia sí su alma.
    Cási pude vislumbrar el enjambre de formas y modos de sufrimiento diverso, que experimentarón
    aquellos ojos. Paz infinita de todas maneras logré darme cuenta que salía de su real esencia. Creo
    que con esa permisión fugaz quería decír sin palabras lo que logré entender. Misión cumplida,
    pensé.
    Búeno, por esos dias llegó a su presencia un ingreso, venido ni más ni menos que del mismisimo
    “ku klux klan”, un gordinflón rosadito con cara de cerdito, se sacó el capirote rojo de sangre, de
    inmediato se destapó, dijo ser un gran brujo con autoridad sobre diez genios, su mirada denotaba
    una sorpresa indescriptible mientras se dirigía al gran Señor; así, calló de rodillas sobre un oceano
    de lágrimas ahogándose en frente de aquella indesmentible verdad. En Tennessee y Arkansas hubo
    disturbios, inclusive arrestaron a la pequeña “Alicia” por contumaz junto al gato “Cheshire” en una
    taberna de negros por acceder a la mala.
    El gordo no lo podía creer, no había vuelta atrás ya que muerto y, bien muerto estaba.
    ¡La lógica del hombre, no es mí logíca!, sentenció Dios, con una voz grand
    e en
    potencia.

comments

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


  • EL PROFILE (COMPLETO)
    BREVE MANIFIESTO ANTROBIÓTICO

    THE SPECTATOR

    CLIC: BLOGS OF "NOTE"

    -------------

    DANZA CON LOBOS

    -------------

    ERECCIONES Y HUMEDADES LAS QUEJAS DEL JOVEN WERTHER PURA POESÍA TRADUCIR/SER OTRO DRUNK, THAT'S ALL GLOTONERÍAS ANYBODY FANCY A LINE? LA LISTA ANTROBIÓTICA

    -------------

    -------------

    ARCHIVO LECUMBERRI