envío de envíos


mándalo por mail



acuérdate de mí­ (en los dí­as de tu juventud)(?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Querido Adrián:

Sean puro artificio, pequeñas flores que se abren sobre la página y un segundo después se marchitan; sean graves, penserosos, funerales; sean explosiones del corazón o del verbo: no importa, el parto de los versos es trabajoso, es un afán que a veces duele. Por eso a mí no me sorprende que los poetas, desde el principio, hayan querido hablar con sus poemas. Catulo, por ejemplo, les pide a sus endecasílabos que se alcen de todas partes, cuantos haya, vayan y acosen a la ladrona de su cuaderno de notas

adeste, hendecasyllabi, quot estis
omnes undique, quotquot estis
omnes...

El envío, esa curiosidad que ha estado royéndote y por la que me preguntas, una “estrofa” (puede ser un verso, puede ser mucho más) que se coloca al final del poema, combinaba en principio esa necesidad de hablar con nuestros versos con la necesidad de la dedicatoria que, dice Borges, “como todos los actos del Universo, es un acto mágico”, y es también “el modo más grato y más sensible de pronunciar un nombre”. Los primeros maestros del envío fueron los trovadores de Occitania. Casi no se les iba un poema sin una estrofa final en que les pedían a sus versos algo, cualquier cosa. Esos güeyes estaban locos: codificaron todo e inventaron formas hiperestricas: la cansó, por ejemplo, la viadeira o la durísima sextina. Esta forma, se supone, la inventó el gran gran jefe
Arnaut Daniel (siglo XII; ya lo recordarás: Dante le dice il miglior fabbro, máximo artífice, cuando se lo encuentra en el Purgatorio; ahí, por cierto, Daniel le habla a Dante en occitano, y le implora

-----------------
per aquella valor
que vos guida al som de l’escalina,
sovenha vos a temps de ma dolor


“por esa fuerza que te guía a la cima de la escala, recuerda a tiempo mi dolor”; en fin); es una forma muy difícil: seis estrofas o estancias de seis versos, cada uno de los cuales termina con una palabra distinta que no debe rimar con ninguna de las demás; esas palabras deben repetirse en todas las estrofas, aunque nunca en el mismo orden; hay, además, un envío de tres líneas, en el cual deben estar incluidas las seis palabras. ¿Te imaginas las restricciones que eso implica para la naturalidad el discurso? Está cabronsísimo. (¿Te suena demasiado extraño así contado? Acá está completa una sextina de Jaime Gil de Biedma, Apología y petición:
clic.) La primera sextina que conocemos es la de Daniel; su envío va así:

Arnautz tramet sa chansson d’ongl’e d’oncle
a grat de lieis que de sa verg’a l’arma,
son Desirat, cui pretz en cambra intra,

o sea: Arnaldo envía su canto de uña y tío con permiso de aquella que sostiene de su vara el alma, a su Deseado, cuyo mérito en la habitación entra. (Las seis palabras que se repiten durante toda la sextina son: ongle: “uña”, oncle: “tío”, verga, arma: “alma”, cambra: “habitación” e intra: “entra”. Para entenderle bien al envío hay que leerla toda:
clic.) Y de ahí pal real: el envío (the author’s parting words dice el OED), como tantas otras cosas que agitaron los trovadores (el amor, para no ir nada lejos), se aparece en todas partes de la lírica medieval –y con todos los talantes. Los hay, por ejemplo, precautorios como este de Juan de Mena para el rey Juan II y el príncipe Enrique:

La concordia non abonda
si firmeza non rescibe;
fasta tanto que concibe
non se queda la cachonda...

es decir: la hembra en celo no se calma hasta que se ayunta (los conspiradores no se estarán en paz: únanse padre e hijo en contra dellos); los hay fúnebres, como este de Eustache Deschamps al final de su
balada a la muerte de Chaucer, “gran traductor, alto poeta de dulce melodía”:

Poete hault, loenge destruye,
En ton jardin ne seroye qu’ortie:
Considere ce que j’ai dit premier,
Ton noble plant, ta douce mélodie.
Mais pour sçavoir, de rescripre te prie,
Grant translateur, noble Geffroy Chaucier;

los hay de lamento, como el de la increíble balada de Villon sobre las
Damas de antaño, un ejemplo finísimo del nostálgico género del vbi svnt, el ¿dónde quedaron los buenos tiempos? (Gabo seguro recordará ese gran poema; lo discutimos alguna vez cuando leíamos el espeso Wanderer, detenidos boquiabiertos en aquellos versos hipercabrones:

Hwær cwom mearg? Hwær cwom mago? Hwær cwom maþþumgyfa?
Hwær cwom symbla gesetu? Hwær sindon seledreamas?


¿a dónde fue el caballo, a dónde el guerrero, y el Señor, y los asientos del banquete, y los gozos del salón a dónde?); pues el jefe Villon se pregunta lo mismo: ¿a dónde se fueron Eloísa y la reina blanca como el lis y Flora y las nieves de antaño?, y termina así:

Prince, n’enquerez de sepmaine
Où elles sont, ne de cest an,
Qu’a ce refrain ne vous remaine:
Mais où sont les neiges d’antan?

Príncipe, no preguntes qué fue de ellas, queda apenas un estribillo: ¿a dónde se fueron las nieves de antaño? Uf. (Dato curioso: siglos después al propio Villon –“príncipe de la canción de lágrimas y fuego, tu nodriza fue una puta, un dios fue tu Señor”– le tocó ser destinatario de un envío; remitente: Swinburne [
clic]:

Prince of sweet songs made out of tears and fire,
A harlot was thy nurse, a God thy sire;
Shame soiled thy song, and song assoiled thy shame.
But from thy feet now death has washed the mire,
Love reads out first at head of all our quire,
Villon, our sad bad glad mad brother’s name.
)

Y obvio: los hay amorosos como este, ya más pa’cá (siglo 16), del bueno de Fernando de Herrera:

Canción, Amor me mueue
y mi alma con él está presente
en tierra y mar y ayre y fuego y çielo,
que no ay donde pueda estar avsente;
yo solo estoi en el svelo,
falta del ser vmano; si te agrada
conmigo queda en soledad criada:

qué espeso: estoy tan solo que nada más te tengo a ti, oh rola. Después de Herrera, las canciones dejaron de tener envíos. Y, en general, medio mundo se olvidó de ellos, salvo en la ocasional sextina o balada (como la de Swinburne) o en el juego arcaizante o paródico, que luego daría la simpatiquérrima
Ballad of baseball burdens (inspirada también en Swinburne), que termina así:

Ah, Fans, let not the Quarry but the Chase
Be that to which most fondly we aspire!
For us not Stake, but Game; not Goal, but Race –
This is the end of every fan’s desire.


(Aunque, claro, nadie se olvidó de las dedicatorias; sólo del envío como coda establecida, si se le pudiera decir así.) Por suerte, el modernismo lo retomó, le dio la vuelta y supo, también, darle una nueva personalidad más expresiva, más individual y muchas veces más desgarradora. Ahí está, por ejemplo, el envío del
Idilio salvaje (muy probablemente la mejor “secuencia de sonetos” escrita en México en cualquier momento), donde Othón cuenta una relación tardía, dolorosísima, grito roto como el de un monje herido, reflejado y continuado en el paisaje potosino. Así va el envío en forma de soneto:

En tus aras quemé mi último incienso
y deshojé mis postrimeras rosas.
Do se alzaban los templos de mis diosas
ya sólo queda el arenal inmenso.
---Quise entrar en tu alma, y qué descenso,
¡qué andar por entre ruinas y entre fosas!
¡A fuerza de pensar en tales cosas
me duele el pensamiento cuando pienso!
---¡Pasó...! ¿Qué resta ya de tanto y tanto
deliquio? En ti ni la moral dolencia,
ni el dejo impuro, ni el sabor del llanto.
---Y en mí ¡qué hondo y tremendo cataclismo!
¡Qué sombra y qué pavor en la conciencia,
y qué horrible disgusto de mi mismo!

Qué jodidez, carajo. Para mí está claro que, a partir de ahí (aunque no creo que por la sola existencia de ese soneto) el camino estaba abierto para hacer lo que uno quisiera con sus envíos. (Pound, il migliore fabbro para Eliot, tiene un poema que es un envío todo él:
clic.) Paz cierra su Vida sencilla con un envío endecasílabo que redime en parte al poema de sus lugares comunes (“beber y en la embriaguez asir la vida”, “saber partir el pan y repartirlo”, etc etc):

Tal sobre el muro rotas uñas graban
un nombre, una esperanza, una blasfemia,
sobre el papel, sobre la arena, escribo
estas palabras mal encadenadas.
Entre sus secas sílabas acaso
un día te detengas: pisa el polvo,
esparce la ceniza, sé ligera
como la luz ligera y sin memoria
que brilla en cada hoja, en cada piedra,
dora la tumba y dora la colina
y nada la detiene ni apresura.

Y
Luis Antonio de Villena ejerce su bizantinismo decadente con una belleza púrpura en el envío de la preciosa Balada a un dominus presente:

Ignorarás, ignorarás, virrey del reino puro, cuántas tardes
te adeudo, y cuánta ilusión he alcanzado en tu hermosura.
Acaso mi imaginación no se estreche a los hechos.
Acaso no hayas nunca de ser el íntimo nabab que ya te sueño.
Pero déjame creer que ahora eres feliz, a pesar de las cuatro
paredes, y de esos otros muros de una severidad paterna.
Déjame pensarte pasional y rotundo como una tinta roja.
Que me manche los labios soñando en tu alegría
y que construya en ti sólidamente el mundo que no tuve
y el que nunca tendré y el que a ti te deseo (sin sombras ni piedra
en el camino) ardientemente, ardientemente.

¿Ves a qué me refiero, querido
Adrián, con que el envío se volvió una expresión más desgarrada? En fin, que tal vez el más delicado de todos los envíos sea este de Alfonso Reyes. Es el último de los Romances del río de enero que ese querido maestro planeó así: “Once romances, de once cuartetas cada uno, procurando que todos acaben en la décima estrofa, para que la undécima cuelgue, arete o broche.” Ese arete, en realidad, es el envío de cada romance; y el undécimo romance, broche de la serie, es a la vez el envío de todos los demás; y su envío –su estrofa undécima– encierra todo el poema, que a su vez es encierro (una cajita, un joyero) de los otros diez. ¡Qué plan hermoso! Está dedicado a un río y a una mujer (a una mujer que es un río y viceversa). Te lo voy a copiar todo porque su dicción es bellísima:

Envío

Mercedes, Río, Mercedes,
soledad y compañía,
de toda angustia remanso,
de toda tormenta orilla.
---Y porque nunca pensé,
y porque yo no sabía
que hay en el mundo una raya
donde el mundo es lejanía;
---una zona en que las sienes
se curan de las espinas,
y el mismo dolor se envuelve
y a sí propio se acaricia;
---las lágrimas se deshacen
con el calor de la vista,
y no digo las memorias,
que ésas nadie las alivia.
---En feliz continuación
de tantos siglos henchida,
quema la historia tu cara,
tu esperanza la abanica.
---Y juegas las apariencias
como la criolla sabida
que, más que en sus amuletos,
en el tiempo se confía.
---Esmaltes de mariposa,
cosa tan liviana y fina,
bastan a rasgar el sol
en siete espadas furtivas.
---Así tú, con el encanto
de tu leve cortesía,
encadenas voluntades
y las perdonas cautivas.
---Tus calles se van al mar
cargadas de carne viva
y en tus angélicas aguas
te siembras y te bautizas.
---Ancha, generosa nave,
con San Telmo a la vigía,
sirtes venzas, salves vórtices,
salgas a la gloria un día.
---–Llego al fin de mi canción,
que es ya más tuya que mía,
y no pude, Río de Enero,
decirte lo que quería.

Y ya termino. Ahora te toca a ti escribir los poemas y sus envíos. Este texto, esta pequeña suma de envíos, era nada más para inspirarte a mover la pluma o los dedos sobre el teclado; no supe hacerlo bien, ni modo, y no pude, como nadie puede, decirte lo que quería.

Tu amigo,
Alonso


33 comments

  1. Blogger alonso ruvalcaba 

    1. si no fuera porque el envío va al final, el primer soneto de los amoretti de spenser sería uno de los más bellos de toda la historia:

    Happy ye leaues when as those lilly hands,
    which hold my life in their dead doing might
    shall handle you and hold in loues soft bands,
    lyke captiues trembling at the victors sight.
    And happy lines, on which with starry light,
    those lamping eyes will deigne sometimes to look
    and reade the sorrowes of my dying spright,
    written with teares in harts close bleeding book.
    And happy rymes bath'd in the sacred brooke,
    of Helicon whence she deriued is,
    when ye behold that Angels blessed looke,
    my soules long lacked foode, my heauens blis.
    Leaues, lines, and rymes, seeke her to please alone,
    whom if ye please, I care for other none.

    [me pregunto cuál será la dedicatoria más chingona que se ha escrito. de repente pienso en la "inscripción" de la cifra, de borges. supongo que la más controversial y discutida, aunque de sintaxis algo torpe, debe ser la que está en los sonnets de shakespeare.]

    -------

    2. hay que darse una vuelta por el adictivo blog de vida, donde ya resolvió el problema de la sopa de chocolate (con sopeada sencilla y sopeada inversa)

  2. Blogger Chabelo es Dios 

    Afirmación escandalosa: estoy casi seguro que, no sólo un buen autor, sino un gran autor puede detectarse con tan sólo leer su dedicatoria o, aún más, su epígrafe. Esta es una generalización que aventuro después de recordar mi Tender is the Night, del amado Francisco Escocés Fitzcarraldo: un epígrafe, cierto, pero con altísimos vuelos dedicatorios (para Zelda). Qué mejor que Keats (no me hagan hablar de él, no podría detenerme, en serio) ("Keats debe ser considerado, junto con Chaucer, Shakespeare y Milton, uno de los cuatro mejores poetas que ha dado Inglaterra", dijo Bloom):

    Already with thee! tender is the night
    [...]
    But here there is no light,
    Save what from heaven is with the breezes blown
    Through verdurous glooms and winding mossy ways.


    En la que se siente una especie de confesión, una redención imposible que --ah, maldita sea, por algo dije que es imposible-- jamás llegó. Fitzgerald era cuidadosísimo al momento de citar y/o mencionar; vean, por ejemplo, su mención a Spinoza en "The crack-up", tan cínica y valiosa.

    Ya entrados en epígrafes, mi otro favorito es este:

    Notre vie est un voyage
    Dans l'hiver et dans la Nuit,
    Nous cherchons notre passage
    Dans le Ciel où rien ne luit.


    que, según esto, es una canción de la guardia suiza y viene incluido en uno de los libros más ojetes de la historia, más desconsiderados (¿a quién le importa?) y otros amargos etcéteras. Un poquito de información al respecto.

    En fin, ya me dieron ganas de ir al baño.

  3. Blogger Chabelo es Dios 

    Ah, olvidé con mis prisas de-miklós-clonadoras un par de cosas:

    - Esta es mi sestina favorita (¿sestina es a inglés lo que sextina a español? ¿Ande yo de Inglesas?) Es del arriba citado Pound. Les propongo un ejercicio desalentador: antes de leerlo, échense una ses/xtina con las siguientes palabras: peace, music, clash, opposing, crimson, rejoicing. Y luego vean el meromero.

    - Spenser, Sidney, Alberto Ríos (chicano), Rossetti, Swinburne y Kipling tienen unas sestinas de locura. Veamos:

    1. El de Spenser viene en el The Shepheardes Calender. Métanse aquí y luego apriétenle el comando para buscar frases o palabras. Se llama "Ye wastefull woodes, bear witness of my woe".
    2. El de Sidney, acá.
    3. Este ejercicio de Ríos es chingón, muy divertido y tierno a la vez.
    4. Este es de Rossetti, una supuesta traducción de Dante: Sospecho que se puso cochinito.
    5. Swinbune escribió esta, que suena muy Shelleyana.
    6. Y esta belleza cockney, es de Kipling.

    - Mencionas la naturaleza que puede tener el discurso en una forma así. Pero creo que la sestina poco tiene de discursiva. Es más bien una especie de canto, de rap chamán, de monólogo interior (pero todavía más deschavetado).

    Aquí organizan concursos de sestina.

    Ah, y weyes; tienen que visitar esto:

    http://71.1911encyclopedia.org/

    Es la Britannica de 1911, la fregonsísima Britannica en su decimoprimera edición, esa que leía Borges por las noches (supuestamente recorría la ciudad para chutarse un artículo diario).

    Bueno, ya me voy a ceú.

  4. Anonymous El Negro 

    Gracias, querido amigo:
    Me aclaras muchas cosas, debo decir que para mí el envío es una hermosa forma de despedirse, de decir lo último que le puedas decir a alguien, lo que deseas que esa persona sepa, una forma última de amarrarte a algo para siempre.Recuerdo las noches en que leímos, más bien Chío lo hizo, los envíos de Paz y de Luis Antonio. Los envíos siempre resultan ser una última verdad. Recuerdo ahora alguno de Panero y otro poema de Gallego que bien puede ser un envío, ese que se llama "Recado de escribir." Ahora intentaré los poemas, como aquella vez en que,borrachos, escribímos un envío sin poema, por cierto. Un abrazo y otra vez, mil gracias. Te quiero.

  5. Blogger alonso ruvalcaba 

    1. pus de qué, mi negro. un gran abrazo.

    2. bueno, lo que decía del discurso es que la sestina impone mucho precisamente por esa repetición. es buena idea, por ejemplo, cuando se hace una sestina, considerar palabras que puedan cambiar de sentido así sea sutilmente para tener mayor espacio pa moverse. (véase el ejemplo de pound y el de biedma.)

    ---

    la sextina de pound ya la conocía y me gusta mucho; sydney y spenser sí, pero en realidad por encimita; no la de kipling ni la de ríos, que ahorita iré a leer.

    la de dante que traduce rosseti está acá (al poco giorno; con traducción alemana pa los de plano muy torcidos); petrarca tiene varias en el canzoniere (una doble: doce estancias de doce endecasílabos cada una; y otra, muy bonita, que está acá en pdf con todo y parafrasi); swinburne también tiene una sestina doble, donde ya de plano se va a los límites del masoquismo pues, además, las palabras finales de las estancias ¡riman entre sí! (day, way; me, thee; sun, done; sunflower, her; bed, dead; breath, death); es demasiado; copio el envío:

    Song, speak for me who am dumb as are the dead;
    From my sad bed of tears I send forth thee,
    To fly all day from sun’s birth to sun’s death
    Down the sun’s way after the flying sun,
    For love of her that gave thee wings and breath,
    Ere day be done, to seek the sunflower.

    la que a mí más me gusta, así en general (junto con la de jaime gil y la de pound en la que, además, habla el trovador bertran de born, lo cual me la hace más simpática todavía), es la de camões: no he encontrado una buena edición en internet pero bueno, la copié la subí acá for your reading pleasure; auden también tiene una, paysage moralisé, pero la neta yo no la he leído.

    [por cierto, yo me clavé en las sextinas hace unos meses, cuando empecé a buscar envíos a lo güey. soy medio nuevo, pues.]

  6. Blogger alonso ruvalcaba 

    ps. no manches: la de kipling sí la había leído, hace siglos, y la tenía ahí atrás perdida [ahora que la releí, qué encanto!]; la de ríos sí era totalmente nueva para mí. ¿de dónde la conocías? lo hace parecer bastante fácil, ¿no?

    hoy empezaré a hacer la mía.

  7. Anonymous El loco de la casa... 

    Oye Alonso, ¿qué no estarás infringiendo tu manifiesto antrobiótico? Demasiado largo y demasiado "culturalista" diría yo.

    Espero no se tome a mal..

    Un saludo.

    Armando Quintero.

  8. Anonymous El loco de la casa... 

    o quizá demasiado "culturista"? No se...

  9. Anonymous Anonymous 

    Capricho: Sirva este mensaje para enviarte mi cariño y mi consuelo (si eso es posible)

    Te amo Ruvalcaba

    Rocío Pavón

  10. Blogger alonso ruvalcaba 

    1. gracias, pavón, estos días serán arduos, muy arduos, pero ya ni modo. gracias por el amor y el consuelo.

    2. armando, para nada se toma a mal. probablemente tienes razón. aunque me cuidé, según yo, de no parecer demasiado culturoso: dejar fuera la mayoría de los terminajos técnicos y hacer el texto lo más legible posible. eso, otra vez según yo, ayudado por los envíos en sí, que son como un respiro, como si en la cena esa del "manifiesto" alguien dijera: espérense espérense, ¿no se acuerdan de tal poema?, y repitiera los versos --una interrupción encantadora y muy bienvenida.

    por lo de lo largo, quién sabe, pero no me lo parece tanto. más bien los lectores de blogs estamos acostumbrados a textitos pequeñísimos, no? y también a leerlos de un jalón, no en partes... este (que tal vez sería menos incómodo leído en cachos) tiene 11000 caracteres, o sea, maomeno la mitad de un artículo de steingarten en VOGUE!! obviamente, acá está el problema de leer en un monitor, lo cual es interminablemente más molesto que en papel. etc etc.

  11. Anonymous raco 

    sí pero es 'el jefe' steingarten.

    leíste el mes pasado su oda a Morimoto? literalmente dice, lo juro, que puede comer de su mano, 'lo que le prepare'. se habrá vuelto loco o estará empachao?

  12. Blogger alonso ruvalcaba 

    chale, debo empezar a comprar vogue o debes empezar a fotocopiármela...

  13. Blogger Tlacuiloco 

    Dicen que el tamaño no importa.
    Yo, a Alonso, lo leo y releo de la siguiente manera:
    abro su Blog, veo que tan largo esta el post, lo copio, lo pego en word, le aumento el tamaño de letra, me sirvo un café y pido que nadie me moleste.
    De esa manera ya estoy llegando a Septiembre del 2005.
    Pero eso solo lo hago por la edad de mis ojos..estos ojos que se comeran los gusanos.

  14. Anonymous raco 

    alon queridodear

    tengo arrancadas las páginas del vogue de un mes si y otro no, dependiendo el humor, guardadas especialmente para ti -antes de que steingarten te las venda como recopilación- en algún lugar de mi casa.

    no sufras por la xeroxeada.

  15. Blogger Vicadin 

    Armando Quintero era un candidato a diputado o algo asi no?

  16. Blogger alonso ruvalcaba 

    gracias, raquito;

    y tlacuiloco, está genial el "estos ojos que se comerán los gusanos". genial, neta.

    vicadín, ¿será de veras? ¡ojalá!

  17. Blogger Chabelo es Dios 

    ríos lo hace parecer muy fácil. hay por ahí, creo, una página en la que explica la sestina, pero no me detuve. la conseguí, creo, en una antología. una clase en la unam donde me enseñaron algunas formas simpaticonas --el villanelle, entre ellas. algún día lo mencionaremos.

    la de auden no tiene madre, por baboso la olvidé. ya la simple selección habla de minuciosidad: valleys, mountains, water, islands, cities, sorrow. el envío es uno de los mejores que encontrarán. ¿quién dijo que auden era el hombre más inteligente del siglo xx? ¿será? einstein mis güevos... (porfa, nada de fans de einstein. son peores que los de prince o los del barcelona).

    bai.

  18. Blogger Luis David 

    Y siempre existe la posibilidad de escribir una sestina de la güeva, en donde con una sola estrofa se reacomodan las palabras clave, dándole un sentido circular al poema:


    La oscura soledad de tu silencio
    oculta las torturas de mi noche
    puliendo como piedra del destino
    las grietas destrozadas de mi alma.
    Ay, cuándo llegará al fin la vida
    que libre de penurias mi amor.

    La oscura soledad de mi amor
    oculta las torturas del silencio
    puliendo como piedra de la noche
    las grietas destrozadas del destino
    Ay, cuando llegará al fin el alma
    que libre de penurias esta vida.

    La oscura soledad de esta vida
    oculta las torturas de mi amor
    puliendo como piedra del silencio
    las grietas destrozadas de la noche.
    Ay, cuando llegará a mí el destino
    que libre de penurias a mi alma.

    La oscura soledad de esta alma
    oculta las torturas de mi vida
    puliendo como piedra de mi amor
    las grietas destrozadas del silencio.
    Ay, cuando llegará al fin la noche
    que libre de penurias del destino.

    La oscura soledad de mi destino
    oculta las torturas de mi alma
    puliendo como piedra de la vida
    las grietas destrozadas del amor.
    Ay, cuando llegará ese silencio
    que libre de penurias a la noche.

    La oscura soledad de esta noche
    oculta las torturas del destino
    puliendo como piedra de mi alma
    las grietas destrozadas de la vida.
    Ay, cuando llegará a mi tu amor
    que libre de penurias el silencio.

    La noche que entretiene mi destino
    diluye el silencio de mi alma
    truncando así la vida de mi amor.


    Y una sestina más ortodoxa la puedes encontrar aquí

    saludos
    luis david

  19. Blogger alonso ruvalcaba 

    no pus mis respetos, yal rato posteo mi modesta [lamentable] sestina. nomás pa no sentirme tan mal.

  20. Anonymous Anonymous 

    Neta me sorpende el tiempo libre que tienen.

    ¿De qué viven, eh?

    ¿papi paga?

    p.d. respetos al fan que copia y pega y lee tomando el café. Merece un diploma, qué buen lector (lo digo en serio)

    Gabriel

  21. Blogger Luis David 

    Ni lo mande Dios que papi pague mis cuentas. No me gustan las historias de ultratumba.

    un abrazo Gabriel

  22. Blogger alonso ruvalcaba 

    hay un nuevo gabriel??!!

    buena onda...

  23. Blogger Chabelo es Dios 

    neh, sólo hay uno. el resto son piñatas.

    GABRIEL (este va con mayúsculas).

  24. Blogger El Negro 

    Nooo, otra vez la historia de papi!
    Bueno, la sestina de Luis David está increíble, neta. La de Alonso, según recuerdo, me gustó, ojalá ya la ponga. Y ese ejercicio, casi imposible que me sugirió ayer, espero terminarlo, creo que tengo tres meses y en todas esas semanas un mar de tiempo libre. Abrazo.

  25. Blogger rovanpera 

    Oye gabriel (con minúsculas) ¿y tú de qué vives? ¿Por qué te tomas la molestia de leer este blog y dejar un comment?

  26. Blogger alonso ruvalcaba 

    [ejercicio casi imposible si no se quiere dormir al pobre diablo de lector: cuádruple sextina: 24 estancias de 24 versos cada una más un envío de 12 versos; el peor problema, creo, sería la elección de las palabras. un camino (el más fácil) sería usar algunas como:

    todo, nada, mucho, poco, yo, tú, me, te...

    ai pal que quiera aventarse, son sólo 588 versos.]

    papi paga!

  27. Blogger Vicadin 

    ese otro gabriel no tiene el encanto y carisma del Colonel Mortimer.

  28. Blogger Chabelo es Dios 

    negro (recado para alonso): no mames.

    vicadin:

    -"any problem kid?"
    -"i was just having trouble with my adding", responde eastwood todo baboso. mortimer está siempre ahí para hacer el trabajo sucio.

  29. Blogger Vicadin 

    For a Few Dollars More
    ¡wow!

  30. Blogger Hilda 
  31. Blogger Señorita MasTurbaciöN 

    pobre anónimo vamos a invitarle un día en nuestras vidas libres
    unos tragos
    para que se relaje
    parece vieja histérica
    relax!!
    relax

    pd.mis cuentas las pago yo
    las de alonso las paga alonso
    las del negro las paga el negro, las de chabelo las paga chabelo
    y asi....

    nuestros padres ya tienen demasiado con sus vidas, ay que solos que estamos!! buuuuu

  32. Blogger Diana 

    Yo pensé que este post estaría libre de anónimos, pero no. Lo que es no tener nada que hacer.

  33. Anonymous katelia 

    me parece interesante, felicitaciones
    kt

comments

      Convert to boldConvert to italicConvert to link

 


  • EL PROFILE (COMPLETO)
    BREVE MANIFIESTO ANTROBIÓTICO

    THE SPECTATOR

    CLIC: BLOGS OF "NOTE"

    -------------

    DANZA CON LOBOS

    -------------

    ERECCIONES Y HUMEDADES LAS QUEJAS DEL JOVEN WERTHER PURA POESÍA TRADUCIR/SER OTRO DRUNK, THAT'S ALL GLOTONERÍAS ANYBODY FANCY A LINE? LA LISTA ANTROBIÓTICA

    -------------

    -------------

    ARCHIVO LECUMBERRI